Código ético

El coaching es un proceso de cambio favorecido por la relación profesional establecida entre el cliente /coachee y el coach, a través del cual, consigue alcanzar sus objetivos en cualquier ámbito de su vida elegido para dicho cambio: familiar, social, salud, personal, laboral.

La práctica del coaching, como función social, exige establecer unas normas deontológicas, ajustadas a los principios de la ética, la legalidad, y el reconocimiento de las diferencias para promover el escenario más deseable para el desarrollo de la propia actividad.

En el ejercicio de la función de Coach, y como miembro de nuestra Asociación, se exige respetar y defender en todo momento la independencia, la dignidad, la integridad, el secreto profesional y el libre ejercicio de la profesión.

Introducción 

1. Este código ético agrupa un conjunto de normas que pretenden orientar el comportamiento ético de un coach profesional según Emoción en Acción Asociación Asturiana de Coaching.

2. La finalidad de este código ético es velar por el buen ejercicio de la profesión del coach desde el respeto por el cliente/coachee y el estímulo delas buenas prácticas profesionales.

3. Este Código Ético está dirigido a todos los coaches asociados que declaren la aceptación de estas normas y se comprometan con su cumplimiento. También pretende facilitar orientación a otros coaches que elijan acogerse al mismo.

4. El incumplimiento demostrado de algunos de los puntos de este Código Ético podría conllevar la pérdida del carácter de socio/a dentro de la Asociación, si así lo acuerda la Junta Directiva.

5. Este Código Etico podrá actualizarse con la finalidad de incorporar situaciones no contempladas en el mismo y que pudieran surgir en el futuro.

Sección 1. Conducta profesional como coach 

1. No realizaré intencionadamente ninguna declaración pública engañosa o falsa sobre lo que ofrezco como coach, ni haré declaraciones falsas en ningún documento con relación a la profesión de Coaching, a mis certificaciones o respecto a la Asociación.

2. Informaré con exactitud sobre mis cualificaciones, pericia, experiencia y certificados relativos al Coaching.

3. Reconoceré y respetaré los esfuerzos y contribuciones de otras personas y no los asumiré como propios. Comprendo que al infringir esta norma puedo ser objeto de un recurso legal interpuesto por un tercero.

4. Me esforzaré, en todo momento, en identificar las cuestiones personales que puedan perjudicar, ser incompatibles o interferir con mi actividad de Coaching o mis relaciones de Coaching profesionales. Siempre que los hechos y las circunstancias lo requieran, buscaré sin demora ayuda profesional y decidiré la acción que deberé emprender, incluido si resulta apropiado suspender o concluir mis relaciones de Coaching.

5. Respetaré los derechos de la propiedad intelectual y patentes relacionados con el material y la información necesarios para el ejercicio de mi profesión como coach.

6. Mantendré, archivaré y desecharé toda la información generada durante mi actividad de Coaching de manera que salvaguarde la confidencialidad, seguridad y privacidad y sea conforme a la legislación y los acuerdos aplicables.

7. Utilizaré la información de contacto de los miembros de la Asociación (direcciones de correo electrónico, números de teléfonos, etc.) únicamente en el modo y medida especificados por la Asociación.

8. Me mantendré actualizado de las nuevas tecnologías, prácticas, requerimientos legales y estándares que sean relevantes para la profesión del coach.

9. Me comportaré de acuerdo con el código deontológico aprobado por la Asociación en todas las actividades de formación, tutoría y supervisión de coaches.

Sección 2. Conflictos de interés 

10. No obtendré intencionadamente ninguna ventaja ni beneficio personal, profesional o económico de la relación coach-cliente, excepto lo estipulado en el contrato o acuerdo.

11. Cuando acepte un proceso de coaching en el que intervengan varias personas (responsable de Recursos Humanos, responsable directo del coachee, el coachee, etc.) aclararé desde el comienzo del servicio los distintos roles y su relación con el proceso de coaching, así como las expectativas y objetivos del proceso de coaching de todas las partes.

12. Procuraré evitar cualquier posible conflicto de interés y caso de surgir lo expondré abiertamente ofreciendo mi renuncia a continuar con el proceso de Coaching.

13. Sólo intercambiaré servicios, bienes u otra remuneración no dineraria cuando ello no dañe la relación de Coaching.

Sección 3. Comportamiento con los clientes 

14. No realizaré intencionadamente declaraciones engañosas o falsas sobre los resultados que mi cliente obtendrán del proceso de Coaching ni de mí como Coach.

15. No proporcionaré a mis posibles clientes información o consejos que sepa o crea que son falsos o engañosos.

16. Elaboraré acuerdos o contratos claros con mis clientes y patrocinadores. Respetaré todos los acuerdos o contratos constituidos en el contexto de las relaciones profesionales de Coaching.

17. Antes de la reunión inicial o durante ésta, explicaré detalladamente a mi cliente la naturaleza del coaching, el concepto de confidencialidad y sus límites, los acuerdos financieros y cualesquiera otras cláusulas establecidas en el acuerdo o contrato de coaching.

18. Seré responsable de establecer los límites pertinentes, claros y respetuosos con las diferencias culturales, que se aplicarán a cualquier contacto físico que pueda mantener con mis clientes, no involucrándome sexualmente con ninguno de ellos.

19. Respetaré el derecho de mi cliente a concluir la relación de Coaching en cualquier momento del proceso, según las cláusulas estipuladas en el acuerdo o contrato. Estaré atento a indicios que muestren que mi cliente ha dejado de beneficiarse de nuestra relación de Coaching.

20. Aconsejaré a mi cliente que busque los servicios de otros profesionales cuando lo considere necesario u oportuno.

Sección 4. Confidencialidad y privacidad 

21. La confianza y confidencialidad en las relaciones entre cliente y su coach, basadas en el respeto al derecho de aquél, a su intimidad personal y profesional, impone al coach el deber y la obligación de guardar secreto respecto de todos los hechos o noticias que conozca por razón de cualquiera de las modalidades de su actuación profesional, sin que pueda ser obligado a revelar hecho o dato alguno sobre los mismos, salvo en los casos legalmente regulados.

22. El deber y derecho al secreto profesional del coach comprende todo dato, información, confidencia o expresión referida por cliente, así como cualquier hecho o documento de que haya tenido noticia o haya recibido como consecuencia de su actuación profesional.

23. Las conversaciones mantenidas con los clientes por cualquier medio no podrán ser grabadas sin previa advertencia y conformidad de todos los intervinientes, quedando en todo caso amparadas por el secreto profesional.

Sección 5. Relación con la Asociación 

24. Cumplir lo establecido en los Estatutos de la Asociación y en su código ético deontológico.

25. Respetar a la Junta Directiva y a los miembros que los componen, debiendo atender con la máxima diligencia las comunicaciones y citaciones emanadas de tales órganos o de sus miembros, en el ejercicio de sus funciones.

26. Contribuir al mantenimiento de las cargas sociales y demás imputaciones económicas de la Asociación en la forma y tiempo que se hayan establecido.

27. Comunicar a la Junta Directiva, las circunstancias de todo tipo que afecten al ejercicio profesional: actos de intrusismo, ejercicio fraudulento del coaching, agravios contra los coach asociados como consecuencia del ejercicio profesional, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *